10 años Energylab

La Unidad Mixta de Gas Renovable puesta en marcha por el centro tecnológico vigués EnergyLab ha sido reconocida con el premio al Mejor Proyecto de Innovación. Según cuenta el responsable del área de Movilidad e Infraestructura del centro, David Meana, esta iniciativa que desarrollan en colaboración con Naturgy, pretende «innovar en las tecnologías de producción de biogás y de purificación para generar biometano», combustibles de origen renovable que podrían reducir considerablemente las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y el consumo de combustibles contaminantes. «El biogás se crea a través de la digestión anaerobia de los residuos orgánicos, y puede utilizarse para generar calor y electricidad. Tras un proceso de purificación se convierte en biometano, un combustible renovable similar al gas natural que también puede utilizarse para la movilidad», describe Meana.

Las cifras obtenidas durante la experiencia piloto llevaba a cabo en la depuradora de Bens hablan por sí solas, y dejan al descubierto el gran potencial que ofrecen los gases renovables y su importante papel en la transición energética. Además, Meana señala a Bens como un referente en la apuesta por la economía circular, al aprovechar el biogás generado por los residuos de los ciudadanos como combustible que, finalmente, también sería empleado por la población coruñesa.

«En Bens se generan 450 de metros cúbicos de biogás por hora, y nosotros hemos utilizamos unos 100, solo el excedente. Al purificarlo obtenemos un gas capaz de alimentar un autobús urbano durante todo un año y toda la flota de furgonetas de la depuradora. Si usásemos todo, tendríamos suficiente para abastecer 12 autobuses metropolitanos durante un año», comenta el responsable, que afirma que esta medida equivaldría a reducir en 366.000 litros el consumo de diésel y evitaría la emisión de 1.400 toneladas dióxido de carbono al año.

Teniendo en cuenta que los sectores susceptibles de generar biogás incluyen a las depuradoras de residuos, las industrias alimentarias intensivas, las industrias ganaderas, las conserveras e incluso los vertederos, Galicia podría reducir considerablemente el impacto medioambiental y avanzar en el proceso de descarbonización de su modelo energético si se implementasen las tecnologías necesarias para el aprovechamiento del biogás y su purificación para obtener biometano: «En Galicia tenemos siete depuradoras que generan biogás. Con el total producido se podría suministrar combustible a 250 autobuses al año. Para hacernos una idea de cuánto supone esto, nos ahorraríamos 7 millones de litros de diésel y unas 44.000 toneladas de CO2 al año, lo que equivale a más de 3.000 vuelos de A Coruña-Madrid».

Fuente: La Opinión A Coruña

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies